Get Adobe Flash player

Portada


Warning: Creating default object from empty value in /home/diaracom/public_html/modules/mod_sp_simple_gallery/helper.php on line 25
walterrojassarapuraEl Dr. Walter Rojas Sarapura regresa por la puerta grande al Ministerio Público al haberse declarado fundada su demanda contra los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura por no ratificarlo en el cargo de Fiscal Superior de la Familia del Distrito Judicial de Lima.
El Dr. Walter Rojas Sarapura en su oportunidad trabajó en la ciudad de Huaraz como Fiscal Provincial de la Familia y fue muy apreciado por la población ancashina. Luego postuló como Fiscal Superior de la Familia de Lima hasta ser separado por el Consejo Nacional de la Magistratura el año pasado.
Este hecho generó malestar en la población que conocían del trabajo del Dr. Walter Rojas Sarapura y que dejó huellas en la administración de Justicia de nuestra región.
La unidad de investigación (UI) del diario Ya encontró en el portal del Tribunal Constitucional de la República la reincorporación del Dr. Walter Rojas Sarapura como Fiscal Superior de la Familia de Lima luego de haber batallado incansablemente en dicha reincorporación.
Se trata del Expediente: 13928-2011-0-1801-JR-CI-09. Del 9° Juzgado Constitucional. Especialista: Cordero Espino, Edgar Nany, Procurador Público: Procurador Público a cargo de los asuntos judiciales del CNM, Demandado: Consejero García Nuñez, Gonzalo, Consejero Talavera Elguera, Pablo, Consejera Maezono Yamashita, Luis Katsumi, Consejero Soto Vallenas, Víctor Gastón, Consejero Paz de la Barra, Vladimir, Consejera Guzmán Díaz, Luz Marina, Consejero Herrera Bonilla, Máximo, Consejero Nacional de la Magistratura. Demandante: Rojas Sarapura, Walter Ricardo. Cuaderno Principal, Resolución No. Seis, Lima, quince de agosto del año dos mil doce. «VISTOS: resulta de autos que por escrito de fojas ochenta y uno a ciento nueve, Walter Ricardo Rojas Sarapura, por su propio derecho recurre al órgano jurisdiccional para interponer una demanda de Amparo Judicial para que se declare la inaplicabilidad e ineficacia de la Resolución No. 493-2010-PCNM de fecha 18 de noviembre de 2010 expedida por el Consejo Nacional de la Magistratura que resolvió no renovarle la confianza y en consecuencia no ratificarlo en el cargo de Fiscal Superior de Familia del Distrito Judicial de Lima y la Resolución No. 252-2011-PCNM de fecha 15 de abril del 2011 que decide declarar Infundado el recurso extraordinario interpuesto y pide que se disponga su inmediata reincorporación al cargo que venía ocupando; la demanda constitucional la dirige contra el Consejo Nacional de la Magistratura y los señores consejeros Gonzalo García Nuñez; Luz Marina Guzmán Díaz; Luis Katsumi Maezono Yamashita; Víctor Gastón Soto Vallenas; Vladimir Paz de la Barra; Pablo Talavera Elguera y Máximo Herrera Bonilla. Expone como fundamentos de hecho que en el proceso administrativo de Ratificación al cual ha sido sometido por el Consejo Nacional de la Magistratura se han violado una serie de garantías y normas de orden público que debieron de aplicarse en salvaguarda del administrado; agrega que por Resolución No. 276-2002-CNM de fecha 22 de mayo de 2002 fue nombrado en el cargo de Fiscal Provincial de Familia de Huaraz del distrito Judicial de Ancash y por Resolución No.606-2004-CNM de fecha 16 de diciembre de 2004 fue nombrado en el cargo de Fiscal Superior de Familia del Distrito Judicial de Lima y por ello afirma que de acuerdo a lo prescrito en el artículo 97 de la Ley de la Carrera Judicial le correspondía ser convocado a una evaluación integral por el Consejo Nacional de la Magistratura a partir del 16 de diciembre de 2011 y no como violatoriamente fue convocado para el día 10 de junio de 2010 a los 5 años y 4 meses en el cargo. Señala que a pesar de la ilegal convocatoria No.003-2010-CNM el Consejo Nacional de la Magistratura en sesión de fecha 27 de octubre de 2010 acordó ratificarlo en el cargo de Fiscal Superior del Distrito Judicial de Lima, procediendo a su respectiva publicación en la página web de la institución, con lo que se aplicó el principio de publicidad del acto administrativo; puntualiza que por Oficio N°1747-2010-SG/CNM de fecha 29 de octubre de 2010 se le comunica que el Pleno del Consejo Nacional de la Magistratura en sesión del 28 de octubre había acordado declarar nulo el acuerdo del Pleno del Consejo que lo ratificaba en el cargo al haber tomado conocimiento con posterioridad a la decisión de la publicación efectuada en el portal electrónico del Ministerio Público sobre la medida de abstención en el cargo que le imponía la Fiscalía Suprema de Control Interno, convocándosele a una entrevista ampliatoria y afirma que ese acto administrativo no se encontraba inmerso en ninguna causal de nulidad y se había tomado con la documentación pertinente sobre el procedimiento disciplinario iniciado en su contra, por lo que se ha trasgredido la garantía de la cosa decidida en el procedimiento administrativo. Finalmente sostiene que la Resolución Administrativa No. 493-2010-PCNM en su cuarto considerando viola la garantía de presunción de inocencia, de verdad material y de licitud; y, también infracciona el Principio de Legalidad y debida motivación de las resoluciones; más, el derecho a trabajar libremente con sujeción a ley», se encuentra a la vista en el portal respectivo del Tribunal Constitucional de la República.
Finalmente dicha resolución del Tribunal Constitucional de la Republica: FALLO: Declarando Fundada la demanda de fojas ochenta y uno a ciento nueve interpuesta por Walter Ricardo Rojas Sarapura contra el Consejo Nacional de la Magistratura, y en consecuencia inaplicable a su caso la Resolución No. 493-2010-PCNM con la que no se le renovó la confianza y no se le ratificó en el cargo de autoridad Fiscal y se desestimó el recurso extraordinario respectivamente; en consecuencia se ordena su reincorporación en el cargo de Fiscal Superior de Familia del Distrito Judicial de Lima. Hágase saber y consentida que sea la presente resolución, efectúese las publicaciones de ley, en el diario Oficial El Peruano.